Servidores Virtuales
Máquinas o servidores virtuales (VM)

Las máquinas virtuales (VM) proporcionan una capacidad informática segura y elástica en la nube para cargas de trabajo que van desde pequeños proyectos de desarrollo hasta aplicaciones globales a gran escala, como plataformas de comunicación en tiempo real. Las formas flexibles permiten a los usuarios optimizar los recursos de las VM con valores de procesador y memoria personalizados para mejorar la relación precio-rendimiento.

¿Por qué escoger Maquinas virtuales (VM)?

Flexibilidad 

Configure las máquinas virtuales para satisfacer con precisión los requisitos de las aplicaciones. Las VM flexibles ofrecen configuraciones no estándar como 3vCPUs y 13GB de RAM para procesadores AMD, Arm e Intel.

Diseño

Diseño para una variedad de cargas de trabajo; ofrece formas estándar, formas de E/S densas, formas de GPU y formas optimizadas para cargas de trabajo de propósito general, bases de datos, aceleradas por hardware y HPC.

Optimizado

Para aplicaciones Oracle. Utilice las herramientas de migración, aprovisionamiento y gestión de OCI para aplicaciones de Oracle como E-Business Suite, JD Edwards, PeopleSoft, Siebel e Hyperion para una migración a la nube sin problemas.

Rentable

Plataforma rentable para los ISV. Los ISV pueden crear, implementar y ejecutar sus aplicaciones en OCI gracias a su alto rendimiento y a sus costes siempre inferiores a los de AWS.

Máquinas virtuales en la OCI

Más información sobre las máquinas virtuales que se ejecutan en Oracle Cloud Infrastructure.

Flexibilidad en el equipo

Flexibilidad de cálculo

Flexibilidad de instancia

Flexibilidad en capacidad

Flexibilidad en el equipo
Personalizar las vCPU y la memoria de las máquinas virtuales

Una forma flexible permite a los usuarios personalizar el número de CPUs virtuales (vCPUs) y la cantidad de memoria (RAM) al lanzar o redimensionar las máquinas virtuales. El ancho de banda de la red y el número de interfaces de red virtuales (VNIC) se escalan proporcionalmente al número de OCPUs. Esta flexibilidad permite a los ingenieros crear máquinas virtuales que se ajusten a sus cargas de trabajo, lo que permite a la organización optimizar el rendimiento y minimizar los costes.

Características

  • Soporta procesadores AMD, Ampere basados en Arm e Intel
  • Núcleos máximos: 80 (160 vCPUs)
  • Memoria máxima por núcleo: 64 GB por núcleo
  • Memoria mínima: equivalente al número de núcleos (a partir de 1 GB)
  • Memoria máxima: 256 GB
Flexibilidad de cálculo

VMs con núcleos y memoria predefinidos

Las instancias estándar están diseñadas para cargas de trabajo de uso general y son adecuadas para una amplia gama de aplicaciones y casos de uso. Las formas estándar proporcionan un equilibrio de núcleos, memoria y recursos de red, y están disponibles con procesadores basados en Intel, AMD y Arm. Las formas de E/S densas pueden utilizarse para grandes bases de datos, cargas de trabajo de big data y aplicaciones que requieren un almacenamiento local de alto rendimiento. Las formas de GPU incluyen CPU de Intel o AMD y procesadores gráficos de NVIDIA para cargas de trabajo de IA/ML y renderización de vídeo. Las formas optimizadas son ideales para cargas de trabajo de computación de alto rendimiento (HPC).

Características

  • Las formas estándar admiten procesadores AMD, Ampere basados en Arm e Intel
  • Las formas adicionales incluyen E/S densas, GPU, optimizadas y DVH
  • Formas de E/S densa para aplicaciones que requieren un almacenamiento local de alto rendimiento
  • Formas de GPU para cargas de trabajo aceleradas por hardware
  • Formas optimizadas para cargas de trabajo que requieren núcleos de procesador de alta frecuencia
Flexibilidad de instancia
Optimice la utilización y la seguridad de las máquinas virtuales

Las instancias bursátiles proporcionan un nivel básico de rendimiento de la CPU con la capacidad de alcanzar un nivel superior para soportar picos de uso ocasionales. Las instancias bursátiles están diseñadas para situaciones en las que una instancia suele estar inactiva o tiene una baja utilización de la CPU con picos de uso ocasionales. También son ideales para cargas de trabajo reducidas que no requieren un núcleo completo.

Las instancias blindadas refuerzan la seguridad del firmware en los hosts y las máquinas virtuales (VM) de metal desnudo para defenderse del software malicioso de nivel de arranque. Las instancias blindadas utilizan la combinación de Secure Boot, Measured Boot y Trusted Platform Module (TPM) para reforzar la seguridad del firmware en las instancias OCI.

Las instancias preemptibles mejoran la economía para las cargas de trabajo que sólo necesitan ejecutarse durante breves períodos o que pueden interrumpirse cuando se recupera la capacidad. Las instancias preemptibles se comportan igual que las instancias de computación normales, pero la capacidad se recupera cuando se necesita en otro lugar, y las instancias se terminan.

Flexibilidad en capacidad
Instancias bajo demanda, reservadas y dedicadas

Capacidad bajo demanda
Pague sólo por la capacidad de cálculo consumida. Con la capacidad bajo demanda, los clientes pagan por la capacidad de computación por segundo, y sólo pagan por los segundos que sus instancias están funcionando.

Capacidad reservada
Reserve capacidad para usos futuros y asegúrese de que la capacidad esté disponible para crear instancias de cálculo siempre que sea necesario. Cuando las instancias se terminan, la capacidad se devuelve a la reserva, y la capacidad no utilizada en la reserva aumenta.

Capacidad dedicada
Ejecute instancias de máquinas virtuales en servidores dedicados que son de un solo inquilino y no se comparten con otros clientes. Esta función permite a los clientes cumplir con los requisitos normativos y de conformidad o satisfacer los requisitos de licencia basados en el host.

Lo invitamos a completar el formulario y en breve un especialista se pondrá en contacto con usted.
× ¿Cómo puedo ayudarte?